Cantaclaro es una novela escrita por Don Rómulo Gallegos y publicada en abril de 1934, luego de la publicación de Doña Bárbara e inspirado en la naturaleza indómita del llano venezolano nace Cantaclaro , ya no tan enfocado en los paisajes, sino en el hombre, su mundo interior, su espiritualidad y su drama íntimo.

Rómulo Gallegos

Rómulo Ángel del Monte Carmelo Gallegos Freire
(Caracas, 2 de agosto de 1884 – Ib., 5 de abril de 1969), novelista y político venezolano.

Cantaclaro

Desde el llano adentro vengo
tramoliando este cantar.
Cantaclaro me han llamado.
¿Quién se atreve a replicar?

Escrita y publicada en España, es la segunda gran novela de Gallegos. En ella se funden y equilibran las dos corrientes de la novela venezolana: el criollismo naturalista y el modernismo artístico. Es una obra que por razones de índole histórico habla sobre los problemas latinoaméricanos e íntimamente vinculados a lo profundo del llano venezolano

Llanero Venezolano

Rómulo Gallegos se enfoca en personajes novelescos como si estuvieran intactos, enfrentados a ellos mismos y a la visión de su mundo, y ese mundo no se extiende en luchas sino que se interioriza en temores. En el llano se convive con fantasma: Ánima sola, llorona. Y hay espantos de tierra como espantos de agua.

Nace “Cantaclaro”, ya no tan enfocado en los paisajes, sino en el hombre, su mundo interior, su espiritualidad y su drama íntimo. Si algo distingue a los personajes de Cantaclaro es su deseo de luchar, de encontrar una salida al drama que cada quien vive. No importa que la búsqueda de ese camino se infructuosa; ni que el hallazgo de alguno sea equivocado. El carácter del protagonista, Florentino Coronado, Cantaclaro, consumado cantor del llano, impone este clima poético a través del lenguaje. Pero al mismo tiempo esta novela crea una atmósfera mágica, maravillosa, esotérica, que se resuelve también en una profunda tensión poética.

En ese mundo del más allá deambulas los personajes míticos: La Sayona, la Llorona, los espantos de la sabana que tradicionalmente han formado parte del ámbito espiritual del llanero. Mas tal mitología popular, muy venezolana, se articula en Cantaclaro como la mitología universal, cada uno de sus personajes sin perder su fisonomía nacional engrana en esta mitología.

Se hayan también temas como la presencia fáustica del Diablo en busca de almas que perder; el incesto; la rivalidad entre hermanos por el amor de una mujer; la agonía de sobrevivir en un mundo lleno de acechanzas e injusticias; la vocación heróica, que conduce a sacrificar lo propio, entre otros.

Por otra parte, en lo técnico y formal esta novela no desluce frente a la novelística de su tiempo. Gallegos, narrador nato, supo manejar los recursos de su arte con maestría y buen sentido.