Desde el inicio de la Asociación los voluntarios y voluntarias han sido imprescindibles.  Una de las señas de identidad de Aso.Cantaclaro es «pretender ser un espacio socioeducativo desde el que se fomente la participación ciudadana para el desarrollo personal y social«. 

Es esencial para la actividad de nuestra asociación contar con voluntarias y voluntarios comprometidos, ya que somos conscientes de que la viabilidad y coherencia de los objetivos que pretendemos están vinculados al arraigo y estabilidad del voluntariado y porque la diversidad de actividades que desarrollamos requiere preparación cualificada en numerosas especialidades imposibles de cubrir con el Equipo de profesionales.

El voluntariado forma parte de un proceso de crecimiento en el que todas y todos nos implicamos a través de la colaboración en la ejecución de programas de educación, sensibilización o asistencia social. También formando parte de las decisiones o realizando colaboraciones voluntarias en actividades puntuales.

Invertir en esa formación es satisfactorio y el retorno es siempre mayor que lo invertido para ambas partes. Las organizaciones debemos conocer las necesidades del entorno y saber encajarlas con las inquietudes de los voluntarios y voluntarias para garantizar un proceso educativo integral y un buen resultado para la sociedad en general.